Al final, Estados Unidos encontró armas químicas en Irak

por Ariel Adrián Espejo

 

Este 14 de Octubre de 2014, el New York Times, hizo público documentos secretos del gobierno de los Estados Unidos sobre las supuestas armas de destrucción masivas del régimen de Saddam Hussein en Irak.  Gracias al Freedom of Information Act (Acta de Libertad de Información), parte de los documentos secretos sobre la Segunda Guerra de Irak pueden ser consultados por el público.

En dichos documentos, se detalla como el Ejercito de los Estados Unidos, entre los años 2004 y 2011 han encontrado repetidamente arsenales de armas químicas en territorio iraquí (1).  En total se han hallado cerca de 5.000 proyectiles con tanques llenos de gas nervioso sarín, gas mostaza y otros agentes letales. Esto es aproximadamente diez veces el arsenal que se sospechaba que el Régimen de Hussein poseía al momento de la invasión.

Al parecer, este arsenal fue adquirido por el gobierno iraquí antes de 1991, precisamente en los años 80s, en medio de la Guerra de Iran-Irak. Según se puede constatar en los documentos, muchas de esas armas fueron diseñadas por compañías estadounidenses, eran de manufactura europea y han sido proporcionadas a Bagdad por compañías occidentales. El Times, sostiene la hipótesis que justamente esa fue, tal vez, una de las razones que tomo en cuenta la administración Bush para mantener los hallazgos en secreto. Lamentablemente no se ha revelado cuales fueron  los países europeos que fabricaron esas armas. Si fueron aquellos que acompañaron a los Estados Unidos en la aventura bélica, o aquellos que fuertemente se opusieron, como el caso de Francia o Alemania.

Remontandonos a documentos desclasificados del derrocado gobierno iraquí, dados a conocer por el gobierno estadounidenses en 2003, luego de la invasión, el mayor proveedor de armas químicas en los años 80 fue la entonces República Federal de Alemania. Según esos documentos, la compañías alemanas involucradas en la fabricación en territorio iraquí de estas armas fueron TDG-SEG-Industrieanlagen, Krefeld, RFA and H + H Metalform, Drensteinfurt, RFA. Estos informes también revelaron que otros países han contribuido al rearme del régimen de Hussein, en mayor a menor medida compañías italianas, suecas, francesas, holandesas y estadounidenses (2).

Se puedo saber, según los documentos publicados por el Times, que por lo menos 17 soldados del Ejército de los Estados Unidos estuvieron expuestos a los químicos del arsenal,  ya que muchos de estos se encontraban en un estado de largo abandono cuando fueron descubiertos. El Times, denuncia que algunos de los soldados perjudicados no han recibido el tratamiento médico necesario (3).

La información ha generado un amplio debate en los medios de comunicación y en los centros académicos de los Estados Unidos.  Lamentablemente el tema ha sido tratado desde el punto de vista ideológico de los autores, en vez de abordarlo sobre el estudio de las nuevas evidencias.  El columnista y co-editor del conservador National Review Online, a la vez de defender la controversial decisión del Presidente Bush en invadir Irak, ha hecho notar que la investigación del New York Times como así también el tratamiento de la noticia por parte de los grandes medios, han pasado por alto que el Departamento de Energía de los Estados Unidos removió, por ejemplo, 1,77 toneladas métricas de uranio de bajo enriquecimiento en Irak solo en 2004 (4). El también conservador IJReview ha acusado a los medios progresistas (liberals en inglés) no solamente de minimizar las evidencias de los archivos secretos, sino de ocultar deliberadamente información a sus lectores. De acuerdo a IJReview, casi ninguna de las grandes cadenas de los Estados Unidos ha informado, por ejemplo, que dentro del escándalo de Wikileaks (producido hace un par de años) se encontraban reportes de hallazgos de armas químicas y agente iraníes en Irak durante la invasión (5).

En cambio, el periodista y politólogo Ezra Klein, famosos por ser uno de los miembros más progresistas del periodismo estadounidense y acérrimo defensor de las políticas del Presidente Obama y del Partido Demócrata,  declaró: “¿Vamos a seguir discutiendo sobre esto?” En el sitio en el cual Klein es editor, Vox.com, el columnista Max Fisher publicó un artículo minimizando las revelaciones de los documentos y acusó a los conservadores de intentar revindicar la figura de George W. Bush (6). En la misma línea se pronunció el también progresista New Republic en su artículo del 15 de octubre: “No, las armas químicas en Irak no prueban que Bush tenía razón” (7).

Uno de los más grandes arsenales de armas químicas de la Era de Hussein, se encontró en el complejo Muthanna, cerca de la ciudad de Samarra, al noroeste de Bagdad. Actualmente ese complejo se encuentra bajo control del grupo terrorista ISIS (8). Si bien la postura oficial del gobierno del Presidente Obama asegura que no hay ninguna amenaza de que ISIS pueda acceder a dichas armas químicas, muchos especialistas no están tan seguros. Aducen que el proceso de destrucción del arsenal encontrado por parte del Ejército estadounidense no había concluido en el momento que el Presidente Obama ordenó la retirada de las tropas. Últimamente el Presidente Obama tuvo que enfrentar las críticas de antiguos colaboradores de su administración como la ex Secretaria de Estado Hillary Clinton y el ex  Secretario de Defensa Leon Panetta. Estos antiguos colaboradores han asegurado que la política exterior del Presidente obedeció más a sus propios intereses electorales (como su reelección en 2012), que a los intereses de los Estados Unidos.

Lo cierto es que el análisis sobre la invasión de Irak por parte de la coalición liderada por los Estados Unidos, está lejos de concluir. Como ocurre muchas veces en estos casos, el debate está envuelto más en las concepciones ideológicas de los académicos, que en las evidencias. En el futuro mientras se vayan desclasificando más documentos, tendremos una visión más amplia de el por qué y qué realmente ocurrió.

 


 

(1) US. Intelligence Documents on Chemical Weapons Found in Iraq, Octubre 2014. http://www.nytimes.com/interactive/2014/10/14/world/middleeast/us-intelligence-documents-on-chemical-weapons-found-in-iraq.html?_r=1

Duelfer Report on Chemical Weapons in Iraq, The New York Times, Octubre 14, 2014. http://www.nytimes.com/interactive/2014/10/14/world/middleeast/duelfer-report-on-chemical-weapons-in-iraq.html?_r=0

(2) Iraqi Scientist Reports on German, Other Help for Iraq Chemical Weapons Program, Al Zaman (London), December 1, 2003. Article by Dr Khalil Ibrahim Al Isa, a nuclear science researcher, in Paris: Fresh information on the Iraqi chemical program; Iraqi money and German brains cooperated in building chemical weapons. The Federation of American Scientists (FAS). http://fas.org/nuke/guide/iraq/cw/az120103.htm

(3) The Secret Casualties of Iraq’s Abandoned Chemical Weapons, by C. J. CHIVERS. The New York Times Octubre 14, 2014. http://www.nytimes.com/interactive/2014/10/14/world/middleeast/us-casualties-of-iraq-chemical-weapons.html

(4) Bush Didn’t Lie by Deroy Murdock. Octubre 16, 2014. The National Review. http://www.nationalreview.com/article/390517/bush-didnt-lie-deroy-murdock

(5) NY Times Just Blasted Out of Existence Biggest Myth About George W. Bush & Iraq War, by KYLE BECKER. Independent  Journal Review. Octubre 14, 2014. http://www.ijreview.com/2014/10/188068-scoff-new-york-times-blasts-biggest-myth-george-w-bush-iraq-war-water/

(6) Iraq war supporters think they were just vindicated on Saddam’s WMDs. They’re wrong, by Max Fisher Octubre 18.2014. http://www.vox.com/2014/10/15/6981493/iraq-wmd-saddam-chemical-weapons-new-york-times

(7) No, Chemical Weapons in Iraq Do Not Prove That Bush Was Right to Invade, by Jessica Schulberg. Octubre 15, 2014. The New Republic. http://www.newrepublic.com/article/119832/gop-claim-chemical-weapons-iraq-prove-bush-was-right

(8) Saddam-Era Chemical Weapons Now Under ISIS Control: Reports By Avaneesh Pandey. Octubre 15, 2014. International Business Times. http://www.ibtimes.com/saddam-era-chemical-weapons-now-under-isis-control-reports-1705144

 


 

yo 2

Autor: Ariel Adrián Espejo.

Estudiante de la Carrera de Ciencia Política en la Universidad de Buenos Aires. Realizó varios seminarios y cursos referentes a las Relaciones Internacionales.  Seminario Transiciones y polaridad: La Política Exterior Norteamericana en la Post Guerra Fría (Asociación para las Naciones Unidas de la República Argentina). Contribuyó en sitios como artepolitica, y fue co-fundador del Grupo Libertate. Ha publicado en la revista Reconciliando Mundos. Actualmente participa en el proyecto editorial de la Revista RACEI. Apasionado en las Relaciones Internacionales, se considera en realidad un “outsider” en la Ciencia Política. 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s