La Dialéctica Global-Local y sus manifestaciones políticas, económicas y sociales en las sociedades contemporáneas

por Daniel Pérez Álvarez

 

Con la aparición de las Ciudades-Estado helénicas se acuña el primer concepto de globalidad intrincada con lo local, en donde la interconexión e interdependencia de Atenas en lo político y Esparta en lo militar llegó a vínculos y relaciones de peso y contrapeso entre puntos locales, dentro de la globalidad (que por entonces suponía la cultura helénica) hasta llegar la guerra del Peloponeso.

Tras erigirse Roma como el centro del universo pasando por los siguientes imperios regresan las ciudades medievales para dar paso al florecimiento de grandes urbes como centro neurálgico del comercio, la ciencia, el arte, la cultura y la política como Florencia y Venecia, nodos por entonces de una vasta red con Asia y que tras el descubrimiento de las Indias occidentales para muchos académicos supone la primera globalización…hasta llegar a nuestros días contemporáneos donde megalópolis como Nueva York, Londres, Dubai, Singapur, Shangai, Bangalore representan el centro de poder sobre el que se erige la sostenibilidad económica y financiera mundial.

Dicho lo cual habría que definir en primer lugar que es la Dialéctica global-local  y para ello definimos primero que es la globalización: se trata del culmen alcanzado tras el proceso de tercerización de la economía que da paso a la mundialización de la misma y que en paralelo a la regionalización mundial sucede durante el último cuarto del siglo XX.

El factor económico unido al desarrollo de las grandes urbes en redes globales en que actúan como nodos urbanos, en palabras de Castells, da lugar a la dialéctica global-local. El instrumento o medio fundamental sobre el que bascula y sobre el que se erigió la conciencia global han sido las Tecnologías de la información y la comunicación (TIC´s), formando una conciencia de sociedad civil global o sociedad-red (en palabras del propio CASTELLS).

Dicha dialéctica se ha manifestado en dos sentidos: en sentido ascendente mediante la generación y fundación del supranacionalismo, las organizaciones internacionales, etc; y en un sentido descendente las manifestaciones de adaptación y la resistencia local frente a la presión de la globalización.

Tras hilvanar el término de la dialéctica global-local vamos a tratar de articular las manifestaciones políticas, económicas y sociales, en nuestra contemporaneidad, de la llamada dialéctica.

En primer lugar en cuanto a las manifestaciones políticas: cabría comenzar por citar a Colin Crouch y su concepto de la posdemocracia en relación al proceso superado del Cleavage de Rokkan así como a autores como Fukuyama refiriéndose al “fin de la historia” tras el derrumbe del bloque soviético.

Ambos conceptos vienen a encajar con lo acontecido durante el último cuarto del siglo XX tanto en el ámbito de la sociedad internacional así como en el poder político del Estado.

Por ello trataremos de precisar cuáles son las manifestaciones políticas dialécticas g-locales desde el ámbito de la sociedad internacional y supraestatal para pasar posteriormente a señalar aquellas del Estado con las de sus respectivos niveles regionales y locales.

Dentro de la sociedad internacional y aparataje supraestatal la soberanía ha sufrido una fragmentación, ha pasado a ser compartida, hecho inédito y que desde la paz de Westfalia  en 1648 se establece como regla de respeto territorial, poblacional y político entre naciones. Hoy dicha soberanía da paso hacia una gobernanza multinivel en palabras de Held o de “poder fragmentado” según José Ignacio Torreblanca. Una soberanía que se debate en un mundo interdependiente según acuñó Nye y también Keoane.

Las cada vez más fluidas redes de transportes también han contribuido a la aparición de toda una serie de actores estatales pero también de no estatales dentro de una gran constelación posnacional como sostenía Habermas.

Tras la conformación de los catorce puntos de Wilson nace la Sociedad de Naciones y con ello el New World Order, y ya tras la segunda guerra mundial se erigen las Naciones Unidas como siguiente estadio del anterior modelo. Un traje hecho a la medida de las potencias vencedoras tras la guerra y que llevará a la aparición de organizaciones internacionales como sujetos de Derecho Internacional público además de los Estados, a las que se sumarán movimientos de liberación nacional, beligerantes, etc.

Pero la mayor cesión de soberanía o compartición de esta se gesta con la mayor Entidad supranacional de cooperación e integración como es la Unión Europea y que como señalaba Bell se trata también de la cesión de soberanía horizontal en donde no sólo se produce supranacionalismo sino también intergubernalismo en el seno de sus instituciones, como por ejemplo en el Consejo.

Parece existir una toma de anotaciones del éxito del experimento en regiones como Latinoamérica con la aparición de la OEA,CELAC,UNASUR,MERCOSUR e incluso el propio ALBA, para pasar a Asia-Pacífico a tener protagonismo creciente con ASEAN,ASEM,ASEPEC,etc.

Pero no solo en el ámbito civil se produce una manifestación política a nivel supranacional, internacional, también el ámbito militar y de la seguridad internacionales ha sufrido importantes cambios: el enemigo de los estados, de las naciones libres hoy ya no se encuentra en la segunda generación de la guerra donde cabía la guerra preventiva y el uso de la fuerza para hacerse con la soberanía del otro. Tras la segunda guerra mundial se prohíbe el uso de la fuerza y se desarrolla más adelante la responsabilidad de proteger (R2P) en la que se ven involucrados los Estados ante la agresión o inversión de otro (tal es el caso de Kuwait ante el aparato militar de Irak durante la guerra del Golfo Pérsico) y con posterioridad en los Balcanes, si bien con la OTAN como abanderada de la coalición de Peacekeeping y Peacebuilding.

Sin embargo, tras el 11-S estamos llegando a la cuarta generación de la guerra donde la anarquía ,según académicos como Bull y Hedley, vuelve a estar presente como durante la etapa prewestfaliana, erigiéndose actores no estatales armados, insurgentes, anarquistas, organizaciones criminales a gran escala, etc. ayudados por las nuevas comunicaciones y las redes de transporte.

Por no hablar del llamado “choque de civilizaciones” de Huntington a modo de señalamiento del choque occidental vs sociedad islámica que retrotrae a la época prerrenacencista.

No podemos pasar por alto la ciberseguridad como consecuencia de la aparición del ciberterrorismo, posicionándose como primera amenaza para la NSA estadounidense, integrándose también en la iniciativa Smart Defense de la OTAN tras la cumbre de Chicago de 2012,para proceder al desarrollo conjunto de cibercapacidades.

Y desde un punto de vista orgánico emerge el centro de ciberdefensa de la OTAN, así como cooperación con socios y otros organismos internacionales en materia de seguridad como con la UE.

En definitiva, también la OTAN y sus socios hace tiempo que han comprendido, según Enrique Fojón del Think Tank Thiber,la importancia estratégica de la seguridad y defensa del Ciberespacio.

Cubriendo así el ámbito que le faltaba al Estado securitario como lo define Ignacio Ramonet.

Pasando al ámbito del Estado y sus niveles regional y local decir que se ha producido una descentralización y desconcentración del mismo cuyo ejemplo único y diferenciado por su complejidad y singularidad es el español, con su Estado de las autonomías. La aparición de las llamadas ciudades globales (según Saskia Sassen) da paso a que los gobiernos municipales de estas desarrollen el Citymarketing como modo de captar las necesidades de sus ciudadanos y de sus visitantes, desarrollando al mismo tiempo una marca de la misma así como un logo propio que venga a asociarse a una esencia y valores.

Cabe señalar también el caso de las redes interregionales como la del Rosellón además de la habilitación, debido a su cada vez mayor influencia, del Comité de las Regiones.

Pero todo ello conlleva la aplicación, aparejada al modelo de gobernanza, del reto de la práctica democrática que supere a la clase política de Gaetano Mosca o la “ley de hierro de las oligarquías” de Mitchels dentro de un modelo de Partidos políticos que con el Catch-all ya no parece contentar a la masa electoral que según último sondeo de Metroscopia sigue situandose en el 36% en el centro ideológico. Para ello en un principio O´Donell hablo de la Democracia delegativa pero más importante fue la Deliberativa de Habermas, aunque con críticas por situarse en el relativismo y en el consenso que rompe con la diversidad y la participación (según Mouffe).Robert Dahl, por su parte, se refiere a las TIC´s como elemento clave para transformar hoy la democracia.

Pasamos al ámbito económico de manifestación de la dialéctica: y cabría señalar a la mundialización económica desde las subdivisiones financiera y empresarial real.

Desde la vertiente financiera con la llegada de las nuevas tecnologías cualquier trader o agente del mercado de valores tiene en sus manos poder con sólo hacer un clic.

La interdependencia es, si cabe aún mayor, en el ámbito económico, como se acaba de demostrar una vez más en los últimos días con la devaluación de moneda en Argentina (que podría llegar al 50% anual) haciendo tambalearse a los mercados así como la elevación de las primas de riesgo.

La interdependencia Global-Local que se manifestó en el ámbito financiero por primera vez en 1929 en la ciudad de Nueva York produciendo un colapso al otro lado del atlántico con el estallido añadido una década después de la II Guerra Mundial, se repite una vez más en 2007 con la caída de Lehman Brothers,las hipotecas subprimes y virulencia aún mayor que provocó un impacto político, económico y social que aún perdura en Europa.

Fue durante las postrimerías de la II Guerra Mundial cuando se gestaron colosos financieros como MORGAN, Merryl Lynch como consecuencia de la liberalización del sector de pequeñas sociedades de agentes de bolsa cuya fusión había estado prohibida hasta entonces por el regulador estadounidense.

Hoy dicha Nueva Economía (como la denomina Toffler) se erige sobre la gobernanza de las instituciones nacidas con Bretton Woods (Banco Mundial, Fondo Monetario Internacional, Organización Mundial del Comercio) pero que tras la crisis de su recetario (según gobiernos latinoamericanos) no puede aplicarse de nuevo al fracasar durante los años 80.

Por otra parte surgen nuevos mercados laborales así como redes empresariales transnacionales en donde ciudades como Nueva York, Bangalore (India), Silicon Valley, Singapur, etc. desarrollan redes entre sí de producción de alto valor añadido basadas sobre todo en las nuevas tecnologías y en el dinamismo, diversidad e innovación empresarial de sus habitantes así como de centros de educación superior altamente especializados como el MIT de Massachussets. Todo esto supera el fordismo basado en una sola forma de industria, que en palabras de Edward Glaesser (Economista urbano de Harvard) llevó al colapso, desmantelamiento y quiebra de Detroit. Así lo manifiesta en su obra “El triunfo de las ciudades” desde la perspectiva Global-local.

Es, en este sentido, el del ámbito empresarial trasnacional el que más se ha desarrollado en la economía real sobrepasando a la Pequeña y Mediana Empresa, dificultando su supervivencia ante grandes corporaciones, franquicias mundiales y cadenas que ofrecen servicios a bajo coste y sin límite horario, con la amenaza constante por el impacto social y económico, que genera para un gobierno y sus ciudadanos, de la deslocalización.

¿Y qué manifestaciones sociales, por último cabría señalar?

Con la llegada de las TIC´s se han precipitado. En un mundo donde mil novecientos millones de personas, es decir el 63% de los países industrializados, goza de acceso su población a internet frente al resto del mundo, produciéndose así la llamada brecha digital.

Es por ello que los movimientos sociales que nacen a través de la Red de Redes lo hacen en un principio en occidente, como respuesta a la macdonalización o imperialismo cultural de occidente global que también posteriormente se reflejaría  en el ya mencionado ámbito local como en la difusión del fundamentalismo religioso y yihadismo.

Pero regresando a los movimientos sociales parece haber germinado, según sociólogos, una nueva sociedad civil encarnada por jóvenes con estudios superiores de perfil precario o desempleado que desencantado o desapegado a la clase política encuentra en estos movimientos interclasistas y postideológicos del cleavage clásico, una forma de canalizar sus reivindicaciones y organizar convocatorias masivas en las ciudades como Madrid (con el 15M),Nueva York (con Occupy Wall Street),en Estambul, al margen de grupos de acción directa anarquista como los denominados Black Block.

Con anterioridad se han gestado iniciativas sociales de alterglobalización con el lema “otro mundo es posible” como en el “Foro de Portoalegre” en respuesta ó contraposición al Foro de Davos.

Por no hablar del papel cada vez mayor del tercer sector (ONG´s) en la gestión del Estado de bienestar.

Sin olvidar, retrotrayéndonos a inicios del 2000 y volviendo a las Nuevas Tecnologías, que iniciativas como las de Richard Stallman con movimientos como el del “free software”,Linus Torvalds con Linux,y el Clue Train Manifesto entre otros han incidido en la regeneración posterior del Open Government y de la aplicación de las TIC´s a la iniciativa empresarial.

De dichas iniciativas se empapa la UE con su Agenda 2015, el e-learning así como en España el Plan Avanza…

Dentro de iniciativas empresariales como Google se encierran en ella directivos que apuestan, además de por la horizontalidad de sus plataformas de trabajo, de un carácter de respeto al Medio-Ambiente además de estilos de vida saludables, sostenibles y en consonancia con el entorno.

Sin dejar en el tintero a las TIC´s y su influencia llegada también a sociedades islámicas como las del norte de África, durante la primavera árabe, de mano de jóvenes reclamando apertura democrática, algo inédito en la zona.

No podemos dejar de lado tampoco el poder e influencia en la opinión pública de los medios de comunicación social. La triple entente, denominada por Castells, que conforman los medios, las finanzas y la política les otorga una posición de privilegio y de influencia en la sociedad civil y en los partidos políticos con el diseño de las políticas públicas, ya que como señala el propio Castells: quien controla la comunicación  en Democracia, controla el cerebro y controla por tanto el poder”.

Kapuscinsky, por su parte, señala también el poder asociado a la detentación de los medios de comunicación.

Sin embargo en el plano periodístico, redes  sociales como twitter van arrebatando cada vez más el papel del reporterismo y las noticias “Headline news” a través de sus Trending Topics. Esto es, una nueva sociedad de la wikinformación como añade Castells.

Para concluir citaremos a autores como Glaesser quien dice que “el mundo hoy no es plano sino que está pavimentado” en clara alusión a la preponderancia y hegemonía G-local de las ciudades.Jevons por su parte menciona la teoría de la complementariedad y que plasmada al ámbito de las Nuevas Tecnologías hará posible por ejemplo la formación On-line pero sin dejar por ello de necesitar de la interacción en vivo como complemento.

También, en lo político, citar a Bell donde menciona a los Estados como demasiado grandes para solucionar pequeños problemas y pequeños para solucionar los de la globalización.

Y ya por último recurrir a René Dubos quien define al que quizá conforme el ser humano del presente y del futuro: aquel que piense “globalmente y actúe localmente” (Think Global, act local) …mantra que además provenía de la esfera del desarrollo sostenible ambientalista, y que se puede hoy ya aplicar al ámbito económico, político y social.


Autor: Daniel Pérez Álvarez

Licenciado en Ciencias Políticas y de la Administración por la Universidad Complutense de Madrid.

Contacto: danipa@gmail.com 

Un comentario en “La Dialéctica Global-Local y sus manifestaciones políticas, económicas y sociales en las sociedades contemporáneas

  1. Contento de leer un tema interesante y sobre todo de recordarnos todos los pasajes; felicitaciones. Cuando Ud menciona a Fukuyama refiriéndose al “fin de la historia” tras el derrumbe del bloque soviético, seguramente el autor constata que la cosa es diferente a la actualidad, que està haciendo Rusia actualmente a la manipulaciòn (ejemplo con Ucraina).
    Cual es el problema central de la globalisaciòn es la inseguridad econòmica,social y ambiental.
    La globalisaciòn y su influencia al nivel interno, con la pequeña y mediana empresa, que la competencia en el mercado internacional es màs fuerte y con el bajo costo, entonces las empresas se deven desarrollarse en mercados nuevos con mano de obra a bajo costo y ser màs especializados por que la competencia es màs fuerte, y estar al paso con la tecnologia actualizada.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s