Como defenderse cuando estás contra las cuerdas, volumen 1: La mejor defensa es un buen ataque

 

por Sebastián Mateo

 

El “Caso Nisman” puso en jaque lo que hasta el momento parecía un hecho consumado: la gobernabilidad estable con la que contaba el oficialismo hasta las elecciones próximas. La mayoría de los problemas potenciales habían quedado solo en eso, en potencia: el fin de año no trajo sinsabores y los problemas energéticos en Buenos Aires  fueron irrelevantes (si bien existieron, no movieron el amperímetro de la conflictividad). Pero pasó lo inesperado, el Nisman Gate. Un hecho de estas características puede connotar muchas cosas distintas, pero la única segura es que significa un golpe a la mandíbula para cualquier gobierno. No es el propósito de este artículo dilucidar verdades sobre el caso, sino más bien analizar la jugada del oficialismo ante la catástrofe más grande de sus 3 períodos de gestión. Más precisamente, resulta interesante analizar el discurso de CFK.

Lo primero que podemos decir es que todas la comunicaciones oficiales parecen salidas directo del manual de  Frank Underwood . El giro retórico que va desde su primer comunicado, donde se pregunta: “¿Cuáles serían los motivos para que este hombre se quite la vida?” hasta su segundo, donde afirma: “El suicidio (que estoy segura que no fue tal)” asemejan a una de las clásicas triquiñuelas del simpático personaje de ficción. Una gambeta de barrilete cósmico.

Como decía otro personaje de ficción,  Don Draper:”Si no te gusta de lo que se está hablando, cambia la conversación”. Del banquillo de acusados al de acusadores en dos sencillos pasos. Todo esto desde las sombras de las redes sociales, agazapada, esperando el siguiente giro de la opinión pública. Es la única, prácticamente, que no dio una conferencia de prensa. Para ella eso sería ir a la guerra con un cuchillo, desde la trinchera pelea mejor. Lo suyo no es la guerra de tanques, aviones, metralletas y grandes explosiones. Lo suyo es la guerra de guerrilla: envenenar el suministro de agua de su rival, destruir los puentes, volar el cargamento con la comida y tirar a los tuberculosos en el patio trasero del enemigo. No se sabe si ganará esta batalla, pero que está peleando de una manera original, no quedan dudas. Analicemos un poco esto:

Ante la encrucijada que plantea tener que crear una defensa frente el escándalo político argentino más grande del incipiente siglo XXI, la línea más obvia que tenía el gobierno era ir por la tésis del suicidio. Y fue lo que hizo en un primer momento, reaccionando rápido ante las inesperadas noticias. Casi como un acto reflejo, la tesis del suicidio fue el argumento oficial. A su favor contaba con los primeros peritajes y la escasa información mediática circulante, que daba todos los indicios de acompañar su versión: puertas cerradas desde adentro, la confirmación de que no hubo un tercero en la habitación, y el pedido de Nisman del arma a su custodio. El problema de esta primera línea de defensa es que, sin importar la contundencia de esos argumentos, la opinión pública se inclinaba firmemente hacia la idea del asesinato. Asimismo, parte de los argumentos iniciales del oficialismo para sostener el suicidio se iban desplomando.

Es allí donde aparece nueva jugada de CFK, tomando cartas en el asunto y dando un inesperado giro de timón. Si el plato del día son las teorías conspirativas sobre la muerte de Nisman, entonces dos también pueden jugar ese juego. La nueva postura oficial corre con una ventaja, utiliza el mismo argumento que el de su oposición, pero dado vuelta: “a Nisman lo mataron”. La diferencia, claro está, es que esta tesis no pone la lupa sobre el gobierno, sino sobre los servicios de inteligencia. Esta nueva posición transforma el escenario completamente, ahora estamos frente a un conflicto de narrativas: todos están de acuerdo en que a Nisman lo mataron, pero difieren en el culpable. Una vez más, la estrategia oficial es crear una línea divisoria entre un ellos (exclusivo) y un nosotros (inclusivo). Como el otrora patria o buitres, democracia o corporaciones, pueblo u oligarquía, hoy el leit motiv es gobierno versus servicios de inteligencia. Al relato del gobierno malvado que fusila opositores, la defensa oficial le opone el del sion maligno y los servicios de inteligencia que trabajan para voltear al gobierno. Revisionismo histórico aplicado a la política.

En este nuevo juego, el rol de CFK desde las redes sociales es más que interesante. Ella se construye a sí misma como una espectadora más de los hechos. Una facebooker, una señora de a pie que va observando las noticias desde su hogar y twittea sus impresiones sobre el caso, se hace preguntas, elucubra teorías, piensa posibles aristas. Desde ese lugar, alejada de las burocráticas y peligrosas conferencias de prensa, puede deslizar sus opiniones sin presiones, observar como impactan en la opinión pública y reformularlas, de ser necesario, al día siguiente. Después de todo, las señoras de a pie, alejadas del conflicto y de los micrófonos, reformulan constantemente sus teorías conforme nueva información sale a la luz.


Autor: Sebastián Mateo

Estudiante de Ciencias de la Comunicación, Universidad de Buenos Aires. 

 @Sg_mateo


LOS ARTÍCULOS SON RESPONSABILIDAD EXCLUSIVAMENTE DE LOS COLABORADORES DE VOX POLITIKON. NO IMPLICA QUE DICHOS ARTÍCULOS SON PARTE DE LA EDITORIAL DE VOX POLITIKON. VOX POLITIKON ES UNA HERRAMIENTA LIBRE QUE NO INTERFIERE EN LOS ARTÍCULOS DE LOS COLABORADORES. EN NINGÚN CASO ESTE SITIO, SI NO LO ESPECIFICA PRIMERAMENTE, TOMA POSICIÓN DE LAS OPINIONES AQUÍ EXPUESTAS. 


 

Un comentario en “Como defenderse cuando estás contra las cuerdas, volumen 1: La mejor defensa es un buen ataque

  1. La mejor defensa es un buen ataque, es el primer elemento con el que se cuenta cuando matan o lo que fuere a este fiscal,sin dudas sin dudas es tarde para querer cambiarlo tanta carroña,pero esta bueno cuando coienza la batalla.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s