Seguridad: Un concepto dinámico

 

por José Ignacio Montero Vieira

 

Actualmente es muy común ver como multitud de personalidades discuten acerca de las ventajas y desventajas que trae consigo la globalización. Uno de los aspectos que se ha visto más influido por este fenómeno es el de la seguridad. Analizando este concepto minuciosamente podemos llegar a la conclusión de que cuenta con dos vertientes: Seguridad interior y seguridad exterior.

Esta simple observación parece no ser tan simple, sobre todo si nos fijamos en la forma en que muchos estados plantean sus estrategias de seguridad, a mi juicio equivocadas. Antes de la llegada de la globalización las amenazas a las que se enfrentaba un estado estaban bien diferenciadas. Por un lado había amenazas interiores (Revueltas, organizaciones criminales, etc) y por otro lado amenazas exteriores (Guerras con otros países por múltiples causas). Pero esa frontera tan nítida ha terminado distorsionándose con la ya mencionada globalización.

Hoy en día la realidad es muy distinta. Las principales amenazas a las que se enfrenta un país, como por ejemplo terrorismo, narcotráfico, guerrillas o milicias, organizaciones criminales, etc, no distinguen fronteras políticas o administrativas, ya que solo ven un vasto territorio donde llevar a cabo sus oscuras actividades. La pregunta que nos viene a la mente es ¿Cómo plantean los estados sus estrategias de seguridad para hacer frente a tales peligros?. Pues muy sencillo. En la teoría los documentos contienen innumerables ocasiones en las que se alude a la cooperación y coordinación con otros países, lo cual supone entre otras cosas el intercambio de información referente a esas amenazas. En la práctica todo esto se cumple en buena medida y como resultado de ello se consiguen evitar muchas acciones procedentes de dichas amenazas. Aun reconociendo este aspecto de las estrategias de seguridad actuales sigo pensando que parten de una premisa equivocada. Intentan enfrentar una serie de amenazas transnacionales desde una escala nacional.

Algunos casos concretos donde se puede ver el argumento que defiendo en este artículo son: Terrorismo islamista o narcotráfico en México. En ambos casos se puede apreciar como las amenazas no afectan a un único país, sino a varios. Además debemos tener en cuenta la movilidad que caracteriza a los individuos que pertenecen a estas organizaciones. A todos se nos viene a la cabeza los atentados de París. Sintéticamente diré que los países directamente involucrados en dicho suceso fueron: Francia, por ser el lugar donde se produjo el atentado, Bélgica, país donde compraron las armas con las que se llevó a cabo dicho acontecimiento y España, lugar por donde escapó la esposa de uno de los terroristas abatidos en París. A estos tres países podríamos añadir Siria y Turquía. El primero por ser un país seguro para los terroristas y el segundo por ser un punto estratégico en las comunicaciones entre Europa y Oriente Medio.

En el caso de mexicano ocurre algo similar. El tráfico de drogas no surge ni termina en México, pero este país es clave para el buen desarrollo de este fenómeno que es el narcotráfico. Sintetizando nuevamente vemos como al país azteca llegan por tierra, mar y aire cargamentos de droga provenientes, o bien de países de Sudamérica como Colombia, Perú o Bolivia, o bien de países de Centroamérica como Guatemala, Honduras o el Salvador. Por todo lo dicho creo que es obvio decir que si México pretende enfrentar en solitario la lucha contra el narcotráfico, esa batalla ya la tendría perdida.

Todo ello me lleva a pensar que quizás la forma de organización en estados puede estar quedándose anticuada, y puede que no esté respondiendo eficazmente a las amenazas, las cuales también se van adaptando y armando conforme pasa el tiempo y se va consolidando más y más la globalización.

Este razonamiento se sustenta sobre acciones que se están llevando a cabo ahora, en este preciso momento, y en otras que ya han tenido lugar. Me estoy refiriendo, entre otros ejemplos, a la actual situación en Oriente Medio, donde Arabia Saudí e Irán se disputan el liderazgo regional, bien sea a través de la guerra de Irak o del reciente conflicto armado en Yemen, en el cual Arabia Saudí defiende al depuesto presidente Abdo Rabu Mansur Hadi e Irán apoya a la milicia chii de los Hutíes. Otro ejemplo de este tipo de actuaciones también podemos verlas en Ucrania, donde Rusia y EE.UU mueven los hilos discretamente. Estas acciones responden siempre a unos determinados intereses, aunque no tienen por qué ser tan evidentes, pueden ser más subterráneas.

Como conclusión he de destacar que todo lo dicho se puede resumir en una frase: “La seguridad propia comienza fuera de las propias fronteras´´. En el caso de España, que es el que más conozco, se viene avisando de que países como Libia, Túnez y algunos otros del África Subsahariana conforman lo que se viene a denominar como “Patio trasero´´. Esto reafirma el significado de la frase anteriormente citada. Además también sirve de soporte en el argumento que defiendo a lo largo de estas líneas, y es que la seguridad tal y como la entendemos cambia, es dinámica, y por supuesto no es ajena a la influencia de la globalización. Aunque creo que todo esto queda bastante claro, bajo mi punto de vista todavía queda un interrogante, un debate, y es si los estados y su forma de organizarse están sabiendo responder a los retos que se presentan en materia de seguridad y sobre todo si están adaptándose correctamente. Tal vez haya llegado la hora de crear un organismo a nivel internacional con poder verdadero, con capacidad y con independencia, capaz de enfrentar todas esas amenazas. O bien sea la hora de plantear nuevas formas de organización del territorio, tanto política como administrativamente.


Autor: José Ignacio Montero Vieira

Estudiante de tercer curso del Grado de Geografía y Ordenación del Territorio en la Universidad Complutense de Madrid (España). Sus campos de estudio son geopolítica, geoestrategia y geografía del crimen.


 

LOS ARTÍCULOS SON RESPONSABILIDAD EXCLUSIVAMENTE DE LOS COLABORADORES DE VOX POLITIKON. NO IMPLICA QUE DICHOS ARTÍCULOS SON PARTE DE LA EDITORIAL DE VOX POLITIKON. VOX POLITIKON ES UNA HERRAMIENTA LIBRE QUE NO INTERFIERE EN LOS ARTÍCULOS DE LOS COLABORADORES. EN NINGÚN CASO ESTE SITIO, SI NO LO ESPECIFICA PRIMERAMENTE, TOMA POSICIÓN DE LAS OPINIONES AQUÍ EXPUESTAS. 


2 comentarios en “Seguridad: Un concepto dinámico

  1. Una acotación para el caso mexicano y centroamericano. La cooperación internacional en materia en seguridad se ha aplicado de manera intensa tanto en México como en Centroamérica, desde hace tiempo; por ejemplo, la Iniciativa Mérida y el CARSI. Sin embrago, han arrojado pocos resultados porque están orientadas a la remilitarización de las sociedades (lo cual no ayuda a resolver el contexto de violencia regional; sino que la agrava). Una propuesta sería acompañar la cooperación en seguridad con modelos de seguridad ciudadana y de prevención social del delito. Ya que no toda la violencia es producto del narcotráfico o del terrorismo (al menos en América Latina)

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s