Análisis de la Minería en Colombia. Crecimiento económico o mitigación temporal.

 

 

por Juan Dubiel Cáceres Franco

 

La primera idea que se tiene cuando se habla de minería de la forma como la vemos hoy en día la tenemos en el referente del Plan Nacional de Desarrollo del primer período presidencial del expresidente Álvaro Uribe. Para muchos de los colombianos, era atractiva la idea de que se aumentara la confianza y seguridad inversionista y que muchos extranjeros trajeran su dinero a Colombia, que según se nos prometió iba a ser un factor de generación de empleo y riqueza para los colombianos y para el país. Se modificaron varios elementos normativos para garantizar a las personas que invirtieran que se iban a generar dividendos y que a la vez se generaría riqueza para ambas partes, inversionista y Estado.

Hoy que la minería atraviesa por un período difícil es cuando vemos que las promesas que se hicieron no eran tan reales o del todo ciertas como se decía, pues el inversionista extranjero recoge su capital y se lo lleva a su país de origen, no lo invierte en Colombia como se creía.

Colombia ha sido un Estado que improvisa sobre la marcha, y la minería no es la excepción. Si bien es cierto con la minería, en especial el petróleo, se generaron muchísimos recursos, regalías y se invirtió, pero también se desperdició y se generaron esferas de corrupción entre quienes ejecutaban dichos recursos.

Nuestro estado siempre se había visto como una nación subdesarrollada, pero con la minería se mostraban resultados al alza en los ingresos del tesoro nacional, se veía un crecimiento económico fuerte y sostenido, y esto generó que aún más se estimulara la confianza inversionista en incluso aún más sectores, siendo la envidia hasta el año pasado de países latinoamericanos hermanos, pues todas sus economías iban en recesión, a excepción de la colombiana, que aunque poco, mostraba indicadores de crecimiento. Todo esto hasta este año, que es cuando más se agudiza la crisis minera. Una gran parte de los recursos del Sistema General de Participaciones depende del sector tributario y otra gran parte de la minería. Es uno de los sectores de la economía que más capital aporta a la nación, y que más genera rentas, a cambio de materias primas de las que supuestamente el estado no está en capacidad de explotar por sí mismas.

Pero con las controversias que se generan actualmente en el sector minero energético los ingresos a las arcas del estado empiezan a disminuir y la riqueza a atenuarse. La época de la bonanza petrolera comienza su recesión, el precio del barril del petróleo y la competencia frente a la fracturación hidráulica o “fracking” hace que las rentas que se obtenían anteriormente se reduzcan drásticamente.

Y no son sólo indicadores, muchos sectores de la economía empiezan a flaquear, y entre la población en general se siente la escasez de riqueza y la lucha por la supervivencia diaria para la gran mayoría se agudiza.

Cuál es la contundente respuesta del estado, que pretende con estas medidas reducir un poco el impacto que genera la reducción en las rentas petroleras: Reformar el estatuto tributario nacional. No es de asombro el hecho de que el estado actualmente tiene un hueco fiscal enorme, que se incrementaría si la situación minera continúa en la misma tendencia de recesión, y quieren llenar ese vacío con cargas tributarias para los contribuyentes. El presidente Santos asevera que es a los más ricos a los que piensa imponer los gravámenes más altos, que no se tocará la clase media y baja, pero esto es sólo demagogia, pues los ingresos por vía de impuestos indirectos (IVA, GMF) en ocasiones superan los impuestos directos, y en base a la seguridad al inversionista se le conceden mayores exenciones y beneficios tributarios a los que aparentemente generen empleo y riqueza en nuestro país.

La grave crisis que está por afrontar Colombia no es más que una consecuencia de las pésimas medidas que se han venido tomando desde la primera administración de Uribe, aunado a ello la corrupción que genera desviación de fondos y beneficiar intereses particulares.

El modelo de minería que adoptó Colombia es de extracción, y viéndolo de una manera comparativa no es nada nuevo, sólo recogimos instituciones de la época de la colonia: Extraen minerales y riqueza y se la llevan a la metrópoli. Se usan figuras de contratos de concesión, aduciendo que el estado colombiano está en la incapacidad financiera, técnica y científica de explotar y procesar materiales como el crudo de petróleo, y se le entrega la facultad exclusiva del estado de extraer dichos minerales a un particular, quien debe pagar por este derecho un porcentaje de lo que se extrae. Claro que genera dividendos y rentas a favor del estado, pero no las suficientes ni las que podría obtener si fuera el estado quien directamente extraiga y procese este mineral.

Somos exportadores de petróleo pero compramos gasolina a otros países, tenemos refinerías y el recurso humano para encargarse de los procesos, pero preferimos seguir exportando materias primas en lugar de generar productos con valor agregado, como el diésel, la gasolina y demás derivados del petróleo.

¿Realmente el estado está en la incapacidad de encargarse de la explotación de éste mineral? Como yo lo veo, Colombia continúa con el modelo extractivista porque hay intereses económicos muy fuertes detrás, compromisos adquiridos antes de llegar al poder, y sin duda alguna cualquier cambio que se genere en materia jurídica será para beneficiar a quienes ya tienen poder económico y político, pues son ellos quienes mueven las influencias y tienen el capital.

Muchos países que tienen reservas de petróleos han tomado la decisión de invertir en otros sectores, como el turismo, la agricultura e incluso otros sectores mineros o industriales. El ejemplo más notorio y representativo de una buena toma de decisiones es el caso de Emiratos Árabes Unidos. Ellos entendieron que esa bonanza petrolera no será para siempre y decidieron invertir el capital para transformar su nación, hoy en día sus ciudades son de los destinos turísticos más exóticos y visitados del mundo. En Colombia nada de esto ocurrió. La bonanza petrolera generó que sus riquezas se invirtieran supuestamente en reforzar el sector, en infraestructura para las petroleras, en oleoductos y un sinfín de obras que en últimas sirvieron para que muchos contratistas y funcionarios del estado se enriquecieran con los recursos de todos. El mismo Fondo Monetario Internacional y otras entidades de carácter internacional le aconsejó en varias ocasiones a los gobiernos nacionales presente y antecesor, distribuir la fuente de sus ingresos y no centrar todo en el sector minero energético, para evitar una crisis económica en el futuro, pero pudo más el ansia de muchas más regalías y las rentas generadas por el petróleo. Sin contar con el daño ambiental que toda esta explotación de minerales ha generado principalmente en las zonas aledañas a la explotación o yacimiento minero.

Las soluciones que se plantean es que el Estado recupere la facultad y capacidad de extraer los minerales que se encuentran en el subsuelo y suelo, pues por derecho son de su propiedad, pues los contratos de concesión son de 10 años para que al terminar los mismos el estado ya se encuentre en la capacidad para reasumir las funciones o derechos que concesionó, que se genere valor agregado a los productos que se exporten, se abandone la idea de vender materias primas y se empiece a pensar en exportar gasolina de alta calidad y no crudo de petróleo. Que los recursos que se obtengan de estas actividades sean destinados a proyectos planteados por entidades territoriales y el gobierno central, analizando detalladamente los precios y costos del proyecto, que se ajusten a la realidad y que permitan optimizar los recursos destinados a las obras o proyectos.

La minería es un privilegio en un país como el nuestro, muchos no están de acuerdo con que se impulse éste sector, pero bajo mi opinión creo que es un sector que se debe mejorar y se le debe dar la importancia que merece, pues de allí se generan grandes cantidades de recursos de la nación, pero la explotación de minerales sólo por dinero no debe ser el objetivo. Ésta debe ir acompañada de principios como el desarrollo sostenible y la protección de otros recursos naturales renovables y no renovables, la protección del medio ambiente y de zonas que son cruciales para la supervivencia y continuidad de la especie humana, como lo son los páramos, arrecifes, humedales, bosques tropicales, selvas y llanuras, pues en últimas, no se puede vivir de la minería y del dinero, cuando ya no quede agua ni medio ambiente en el cual vivir con el dinero no se puede comprar lo que ya no se pudo renovar ni cuidar.

La meta es alcanzar un crecimiento económico sostenido y un desarrollo sostenible, que si bien la minería puede ser un sector que impulse esta economía, no debe ser el único sector, se puede aprender muchísimo de los errores cometidos, pero poner en práctica todo esto es más complejo de lo que se cree; buscar fuentes de energía más limpias y que aumenten la productividad, impulsar la agricultura organizada, mejorar la industria, mejorar el sector servicios, generar turismo y confianza inversionista pero que realmente invierta sus recursos en Colombia, y no que su verdadera ganancia termine en paraísos fiscales; generar empleo digno, generar condiciones de tributación justa y que lo que se aporte se vea reflejado en la sociedad colombiana.

 


 

 

Autor: Juan Dubiel Cáceres Franco

Programa: Derecho – Universidad Pedagógica y Tecnológica en Colombia.

 

francojd31@gmail.com

 

 

DESCARGA EL TEXTO

DESCARGA DE TEXTO

 

ANÁLISIS DE LA MINERÍA EN COLOMBIA

 


 

LOS ARTÍCULOS SON RESPONSABILIDAD EXCLUSIVAMENTE DE LOS COLABORADORES DE VOX POLITIKON. NO IMPLICA QUE DICHOS ARTÍCULOS SON PARTE DE LA EDITORIAL DE VOX POLITIKON. VOX POLITIKON ES UNA HERRAMIENTA LIBRE QUE NO INTERFIERE EN LOS ARTÍCULOS DE LOS COLABORADORES. EN NINGÚN CASO ESTE SITIO, SI NO LO ESPECIFICA PRIMERAMENTE, TOMA POSICIÓN DE LAS OPINIONES AQUÍ EXPUESTAS. 


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s