Poder Blando de China en América Latina

 

Evelyn Llerena Pullas

 

china-y-america-latina

 

 

“El poder duro empuja, el poder blando jala” (Nye, p.20, 2011)

 

 

La importancia actual que tiene la República Popular China en América Latina sin duda es un tema de análisis. Este artículo expone el motivo por el cual China ha creado un estrecho vínculo con Latinoamérica, usando el poder blando como herramienta para llegar a cada rincón de este continente. Se considera necesario definir el poder blando, detallar sus características fundamentales y evidenciar los beneficios del mismo; a su vez se planteará la Teoría “Long Cycle” propuesta por George Modelski, para conjugarla con el poder blando y su directa influencia con los actos llevados a cabo por parte de China.

 

 

Joseph Nye fundador del neoliberalismo acuña y aporta a la teoría de las relaciones internacionales tres grandes tipos de poder: poder duro el cual tiene como elementos fundamentales los recursos militares y económicos; poder suave (soft power) el cual se centra en instituciones, ideas, valores, cultura y legitimidad de las acciones y por último el poder inteligente, el cual toma elementos de los otros dos tipos de poder creando una estrategia y situación ideal. (Aguirre, p. 206) Tomando como base el realismo, la historia muestra que el poder que gobierna las relaciones y vínculos que se dan entre las naciones, es el poder duro (hard power), ya que la supremacía en el ámbito económico y la fuerza militar de un país está íntimamente relacionada con su nivel de influencia y coerción que aplique dentro del sistema internacional; si una nación no posee estos elementos simplemente estaría relegado y tendría que someterse al hegemon.

El siglo XXI se caracteriza por cambios en el status quo, ahora un país poderoso es capaz de utilizar su soft power para lograr cumplir sus objetivos nacionales, sin imponer presión o coerción. La República Popular China optó por utilizar el poder blando como herramienta esencial dentro de su política exterior; esto no significa que sea más o menos poderoso que un país que sí utiliza el poder duro. Simplemente es la muestra clara que con la ayuda del poder blando también se puede disuadir, cumplir metas nacionales y ser ente importante dentro del sistema internacional.

En la actualidad China con el poder blando jala a América Latina, haciendo que estos países de alguna forma tomen distancia de su tradicional relación con Estados Unidos y vean la posibilidad de desarrollo y otras alternativas económico-políticas en China.

              “Este país asiático busca ser poseedor de mayores reservas de poder blando, si su cultura, valores e instituciones despiertan admiración y respeto en otras naciones o civilizaciones, logrará que otros ambicionen lo que ellos ambicionan. La política exterior de China más que coaccionar, absorbe a terceros. “(Montúfar, p.3, 2012)

La entrada de la República Popular China (RPC) a territorio latinoamericano tiene su punto de partida desde los 90’s y a partir del 2000 las relaciones de tipo económico – político han ido avanzando aceleradamente, creando lazos de cooperación mutua y diversificando fuentes de desarrollo para América Latina. La actual influencia y relación que se ha desarrollado entre estos dos continentes ha sido motivo de estudio, con el objetivo de determinar primero si los países latinoamericanos están cosechando ventajas a futuro y segundo es primordial para académicos analizar si hay algo más detrás de las intenciones de China y cuáles han sido sus muestras de poder blando en la región.

Jiang Shixue profesor y subdirector del Instituto de Estudios Latinoamericanos de la Academia China de Ciencias Sociales, aporta con una visión clara de los inicios de las relaciones chino-latinoamericanas: “En 1960, se estableció la Asociación de Amistad entre China y América Latina (Aacal), ha cumplido un rol fundamental en el desarrollo de lazos de amistad. Envía delegaciones culturales a la región e invita a distinguidas figuras latinoamericanas a visitar China.”(p.63, 2006) ese mismo año Cuba se convierte en el primer país del hemisferio occidental en establecer relaciones diplomáticas con China, el cual proclamó en muchas ocasiones su firme apoyo al pueblo cubano en la lucha contra el imperialismo.

El líder chino Deng Xiaoping afirmó: “El siglo XXI será un siglo en que China y América Latina cooperarán tomadas de la mano en todas las áreas, y también será un siglo en que los pueblos de China y América Latina construirán un mañana mejor”. (Shixue, p.78, 2006) Por otro lado el presidente Hu Jiantao aseguró ante el Congreso brasileño que:

             “las relaciones deben alcanzar tres objetivos: el apoyo mutuo en el campo político, el fortalecimiento de la complementariedad económica y el mantenimiento de contactos culturales estrechos. Para llevar a cabo estas metas, propuso que ambas partes fortalezcan una estrategia común y aumenten la confianza política, den pasos prácticos y creativos para aprovechar el potencial de cooperación económica, y asignen importancia a los intercambios culturales para profundizar la comprensión mutua” (Shixue, p.78, 2006).

Para autores como Marcondes de Souza y Erthal (2013) las relaciones que se dan actualmente entre China y nuestra región, abarcan aspectos de cooperación impulsado por factores que van más allá de lo económico-político, ya que lo tecnológico, cultural y seguridad también son elementos que determinan estos lazos. El resultado del interés de China ha brindado asistencia y ha generado beneficios tangibles para varios países latinoamericanos, este país asiático plasma una imagen de potencia emergente responsable y Latinoamérica ve a la RPC como un amigo que busca beneficios para todos. En realidad está usando una estrategia, a través del poder blando está incrementando sus arsenales de hard power ya que es posible evidenciar que “China utiliza la asistencia para avanzar en sus metas económicas y objetivos políticos en el exterior e incluso para asegurarse recursos naturales y reducir la influencia de sus rivales. “ (Marcondes y Erthal, p.75, 2013)

En el 2010 un diario latinoamericano Rfi en Español, confirma lo que para muchos ya es evidente, silenciosamente la cultura china se expande por todo el mundo, han puesto en marcha una estrategia para hacer sentir su voz en cada continente. Actualmente existen más de 523 “Institutos Confucio” que propagan idioma, historia, tradiciones – como el tai chi- y religión. “China ha desembarcado en América Latina con su gente, sus empresas y sus inversiones. Pero en su conquista del continente utiliza además el llamado “soft power” (poder blando), un instrumento sutil, pero crucial en las relaciones entre países y sociedades distintas.”  (Rfi, p.1, 2010).

 

ERA DEL PODER BLANDO Y DESESTABILIZACIÓN

La revisión de la literatura es la muestra evidente que la Republica Popular China está utilizando el poder blando como una estrategia para adentrarse no solo en América Latina, también busca influenciar al resto del mundo difundiendo su cultura e ideología. Para comprobar esta hipótesis es necesario conocer a fondo que es el poder blando, que características posee y analizar si este tipo de poder forma parte  de la etapa de desestabilización propuesta por George Modelski.

El concepto de poder blando dado por el profesor Joseph Nye en 1990  tiene gran relevancia en el estudio de relaciones internacionales. Este poder se basa en cinco elementos fundamentales: cultura, valores, instituciones, ideas políticas y legitimidad de las acciones; el dominio del soft power está determinado por la atracción que pueda crear en la otra nación, es decir, es la habilidad para que un país actúe acorde los intereses y objetivos de la nación que está utilizando este poder. El poder blando está arraigado en la política exterior de cada país, es la forma amable, cordial y diplomática con la que se muestra la esencia y valores de cada nación para a futuro crear un impacto cultural. La dinámica de esta poderosa arma diplomática se basa en sumergir e implantar una ideología y comportamiento a nivel global, es de suma importancia que todo extranjero conozca a fondo como el país se desenvuelve a nivel doméstico y que esto lo apliquen en su diario vivir y a futuro también en su política interna.

Es sustancial tomar en cuenta que la aplicación del poder suave no trae resultados inmediatos, se necesita de mucho tiempo y trabajo; pero en todo caso internacionalista opinan que en este siglo las cosas han cambiado, y ahora es preferible mostrar una imagen amigable externamente, a mostrar ser un país que solo aplica coerción constante. El autor estadunidense Nye está consciente que algunos han mal interpretado su concepto de poder blando, utilizándolo de forma equivoca y “trivializándolo con la mera influencia de Coca-Cola, Hollywood, los vaqueros y el dinero”. (Nye, p.120, 2004) Es esencial entender lo que en realidad es el poder blando para aplicarlo de mejor manera, la cultura intrínseca del país que utilice soft power debe ir de la mano con las acciones que ejecuta en política exterior. Su accionar externo debe crear atractivo, es muy peligroso ignorar la importancia del poder blando.

Modelski a través de su teoría de “Long Cycle” aporta con cuatro etapas las cuales el sistema internacional ha protagonizado: anarquía, guerra mundial, orden hegemónico y desestabilización. En la cuarta etapa eventualmente la potencia mundial experimenta competencia desde otras potencias y el sistema internacional se torna multipolar. Con el aporte de Nye y Modelski  es posible evidenciar primero que la República Popular China sí cumple con las características de poder blando y segundo que al utilizar esta estrategia China puede ser el actor principal de la etapa de desestabilización, impulsando la multipolaridad y convirtiéndose en la principal competencia de Estados Unidos queriéndolo relegar de su posición de hegemon. La RPC busca espacios para implantar su poder blando, sobre todo en donde actualmente Estados Unidos ha perdido su poder e influencia. China al igual que los norteamericanos apuesta por la eficacia de esta arma diplomática y la evidencia empírica es capaz de demostrar que sí está funcionando. La aplicación del poder suave por parte de China puede causar desestabilización en el sistema.

“No es inteligente minusvalorar el poder blando como una simple cuestión de imagen, relaciones públicas y popularidad efímera”. (Nye, p.123, 2004) este autor afirma que Estados Unidos gasta más en propagar su poder blando mediante instituciones, cultura y sobre todo ideas políticas que en hard power. La muestra clara de esto es que al menos el 30% de los estudiantes de todo el mundo se prepara en Estados Unidos, “muchos de ellos son los futuros líderes de sus países, que han crecido dentro de la cultura estadounidense, que los conocen, que tienen amigos y relaciones. Dos de esos estudiantes, por ejemplo, fueron miembros del gobierno de Gorbachov. Desde el final de la segunda guerra mundial, más de un millón de personas han sido estudiantes extranjeros en Estados Unidos, entre ellos, Margaret Thatcher, Anwar Sadat o Helmut Schmidt. 200 jefes de Estado del mundo estudiaron allí”. (Peytibi, p.1, 2013)

EXPANSIÓN CHINA EN AMÉRICA LATINA

América Latina hoy en día se caracteriza por estar dividida. Con el surgimiento y apogeo del Socialismo del Siglo XXI países como Cuba, Venezuela, Argentina y recientemente Bolivia y Ecuador impulsan ideas anti-capitalistas que van en contra de los proyectos y asociaciones que Estados Unidos ha fomentado desde el Consenso de Washington. Por el contrario, Colombia, Perú, México, Brasil entro otros países han creado relaciones muy fuertes en cuanto cooperación económica , política y social con este país norteamericano, creyendo fielmente que Estados Unidos sigue y seguirá siendo el mayor socio comercial de todo el mundo.

El poder suave se caracteriza por la atracción, la República Popular China encontró un espacio geoestratégico muy importante en América para sus ideales de expansión; se aprovechó de este territorio divido y con países que se iban en contra de su actual competencia – Estados Unidos –  impulso la idea de su socialismo implantado por el Partido Comunista Chino (PCC). Países que están a favor del Socialismo del Siglo XXI en la región encontraron algunos de sus ideales plasmados en la que promulga este partido, creando un lazo ideológico por las semejanzas en cuanto a ideas políticas, lo más sorprendente es que esta ideología no solo ha influido en partidos socialistas latinoamericanos, sino también en los de derecha.

 “Estudios tienden a desplegar amplias definiciones de soft power que incluyen la diplomacia y el uso de relaciones económicas como un medio de lograr objetivos de poder político” (Montúfar, p.4, 2012). Indudablemente China entró a esta región con la imagen de socio comercial, repartiendo préstamos y ayudas a los más vulnerables y esto fue lo que a futuro creó vínculos que traspasaron lo económico creando afinidad política e ideológica. La mayor inversión china se encuentra en Ecuador y el gobierno ha dado total apertura para que están relaciones no terminen a corto plazo, ya que al no estar aliado a Estados Unidos, China se vuelve su principal arma y socio y lo más importante es que estas relaciones son la muestra de que le hegemonía ideológica americana, disminuye de a poco su influencia en la región. “Un gran ejemplo de cooperación conjunta se ve plasmada no solo en obras de generación eléctrica, sino también en agricultura, educación, tecnología, deporte y cultura, dando como resultado acuerdos con el Banco de Desarrollo Estatal de China por un crédito de 3.000 millones de dólares, a 8 años y tres de gracias”. (Zambrano, pp. 183- 184, 2012)

               “Las mayores inversiones se orientan al petróleo (Venezuela), minería de hierro (Perú), producción de acero (Brasil) y textiles (México). La cooperación tecnológica también se ha ido incrementando. Se destaca la cooperación nuclear y satelital y en la producción de aviones (Brasil), en la investigación antártica (Argentina y Chile), y nuclear (Argentina). Además, China ha firmado  acuerdos o documentos de estímulo del intercambio cultural, educativo y deportivo con 10 países latinoamericanos.”   (Pérez, p.99, 2005)       

 

CONCLUSIONES  

  • El poder blando es un arma diplomática muy importante, no cualquier Estado está en capacidad de manejarlo, se necesita de mucha suspicacia y sobre todo una estrategia para aplicarla de forma correcta. El poder blando no es más o menos importante que el hard power, los dos son indispensables en la práctica, pero sí es crucial saber cuándo y en qué momento utilizar el poder adecuado; internacionalistas están de acuerdo con la idea de que este siglo se caracteriza por mostrar actos diplomáticos y no ser violentos con las demás naciones, ya que esto perjudica la imagen del país.

  • Estados Unidos es un gran ejemplo de cómo manejar el soft power de manera correcta, lo han venido haciendo desde hace muchos años y sus frutos han sido evidentes. Este país gasta millones de dólares en propagar este poder, Nye asegura que el gasto hasta podría ser mayor que el que se destina al poder duro.

  • La República Popular China aprendió con el ejemplo de este hegemon y se dio cuenta que el difundir cultura e ideología sirve muchísimo más que exponerse como un país poderoso militarmente. Están conscientes de que el utilizar este poder no trae resultados inmediatos, que necesitan crear vínculos que atraiga la vista del mundo a su país, para ello China modificó su política exterior haciéndola más dócil y flexible.

  • Con las acciones de expansión que se ha desarrollado en este siglo por parte de China, solo se puede evidenciar que el sistema internacional está entrando en una etapa de cambio en el status quo, llegó la hora de una etapa de desestabilización en la cual el mundo multipolar predomina, haciendo de lado y compitiendo con el actual hegemon (Estados Unidos), la cuarta etapa del denominado “Long Cycle” propuesto por Modelski se va a cumplir. Aunque China es una gran competencia para este país norteamericano, no es el único que busca poder y relevancia en el sistema.

  • El soft power es la herramienta fundamental de China para llegar a todos los rincones del mundo, con el análisis de la teoría de Nye respecto a su definición y estudio del poder suave, es evidente que la política exterior de este país cumple con las características de este tipo de poder. En realidad lo está aplicando en todo el mundo, pero el caso de América Latina es el más relevante porqué geopolíticamente le está arrebatando un territorio muy importante a Estados Unidos y con todo el análisis anteriormente visto, China está absorbiendo a Latinoamérica solo utilizando su poder blando.

  • Las consecuencias de los actos de China son varios: primero reta a Estados Unidos usando la misma herramienta que ellos usaron para conquistar el mundo, la imagen y expectativas que proyecta la RPC atrae a todos haciendo que los países -especialmente latinos- prefieran negociar con ellos antes que tener relaciones con Estados Unidos y este país asiático podría modificar la balanza de poder actual. China y Estados Unidos son la muestra clara de que el poder blando bien manejado es un arma muy fuerte.

 

 


 

REFERENCIAS

  • Nye, J. (2011). The Future of Power. The United States of America: Public Affairs.
  • Aguirre Zamora, S. Reseñas. Revista Mexicana de Política Exterior.
  • Montúfar Villacís, R. (2012). DINÁMICA DEL PODER BLANDO CHINO EN LOS PAÍSES ANDINOS DEL SIGLO XXI. Simposio electrónico internacional sobre política China.
  • Shixue, J.(2006). Una mirada china a las relaciones con América Latina. Nueva Sociedad.
  • Marcondes de Souza y Erthal (2013). Cooperación china en América Latina. Las implicaciones de la asistencia para el desarrollo. Ecuador: Iconos Revista de Ciencias Sociales num 47.
  • Cardenal y Araújo. (2010). El ‘poder blando’ chino avanza en América Latina. Guayaquil, Ecuador: Rfi español.
  • Nye. J. (2004). Prefacio y capítulo 5 “El Poder Blando y la Política Exterior Americana”, en Soft Power, Public Affairs, New Hampshire, ps. IX-XIII y 127-147.
  • Peytibi, X. (2013). El poder del Soft Power.  Word Press by Feedburner
  • Zambrano, G.  (2012). CHINA. Sabiduría, Ambición, Cooperación. Proyección al Liderazgo Global. Ecuador: Offnort.  
  • Pérez,M. (2005).  China y América Latina: estrategias bajo una hegemonía transitoria. Nueva Sociedad 203.
  • International Bank for Reconstruction and Development. (2012). China 2030. Washington, USA : World Bank and the Development Research Center
  • Rosales y Kuwayama. (2007). América Latina al encuentro de China e India: perspectivas y desafíos en comercio e inversión. Revista de la CEPAL.
  • Aguilar, M. (2010). The Paradox of the Cuentos Chinos: The Future of Sino-Ecuadorian Relations. Middletown, Connecticut : Wesleyan University
  • Cui Jian-Shu .  Cyclical Logic in the Transition of Hegemony:  Modelski’s Long Cycle Theory in International Relations and its Weakness. Journal of World Economics and Politics

 


 

 

 

Autora: Evelyn Llerena Pullas

Egresada de Ciencias Políticas y Relaciones Internacionales de la Universidad de las Américas, experiencia en el Ministerio de Relaciones Exteriores y Movilidad Humana del Ecuador, en la Unidad de Protección a la Comunidad Migrante trabajando conjuntamente con embajadas y consulados europeos para resolución de conflictos.

evelynllerenap@gmail.com

 

DESCARGA EL TEXTO

DESCARGA DE TEXTO

PODER BLANDO DE CHINA EN A.L.

 


 

LOS ARTÍCULOS SON RESPONSABILIDAD EXCLUSIVAMENTE DE LOS COLABORADORES DE VOX POLITIKON. NO IMPLICA QUE DICHOS ARTÍCULOS SON PARTE DE LA EDITORIAL DE VOX POLITIKON. VOX POLITIKON ES UNA HERRAMIENTA LIBRE QUE NO INTERFIERE EN LOS ARTÍCULOS DE LOS COLABORADORES. EN NINGÚN CASO ESTE SITIO, SI NO LO ESPECIFICA PRIMERAMENTE, TOMA POSICIÓN DE LAS OPINIONES AQUÍ EXPUESTAS. 


Un comentario en “Poder Blando de China en América Latina

  1. Reblogueó esto en educadoshoygmaily comentado:
    Es un análisis bastante objetivo y acorde a este tiempo en el que las hegemonías mundiales están tomando un nuevo rumbo, felicito a la autora Evelyn Llerena, por abordar el tema con una excelente capacidad analítica y facilidad expresiva que le involucra al lector en un entendimiento correcto de la temática.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s