¿CÓMO EL CRIMEN TRANSNACIONAL ORGANIZADO HA DEBILITADO Y EROSIONADO AL ESTADO ECUATORIANO EN EL PERÍODO DEL PERÍODO 2000 – 2006?

 

por Paola Rodríguez Cadena 

 

 

 

El presente artículo revisa algunas teorías sobre geopolítica y seguridad internacional con el fin de analizar un fenómeno de índole internacional, el crimen transnacional organizado. El análisis se realizará con especial énfasis en el Ecuador, pues existen numerosos estudios y publicaciones sobre Colombia, Perú, México, pero no se ha analizado al país que está en la ruta, que alberga a guerrillas, mafias y/o organizaciones de crimen transnacional. Pues, es necesario mencionar que : “América Latina y el Caribe es una región que, al mismo tiempo que registra bajos niveles de conflictividad interestatal, presenta una compleja agenda de seguridad, se enfrentan a amenazas generadas por heterogéneos actores de naturaleza no estatal, que despliegan sus acciones en términos transnacionales y ejercen la violencia –en tanto elemento racional de política-asimétricamente.” (Bartolomé, Situación del Crimen Organizado en América Latina, 2009) Por ello, se ha planteado la siguiente hipótesis a analizar ¿Cómo el crimen organizado ha debilitado y erosionado al estado ecuatoriano en el período del período 2000 – 2006?

Ya que, la mala gestión de los asuntos públicos (corrupción, abusos de poder, debilidad de las instituciones e incumplimiento de la obligación de rendir cuentas) y conflictos civiles corroen a los estados desde adentro. La situación puede conducir al colapso del estado ya que el crimen transnacional organizado tiene el mando.  Pues, en la actualidad el debilitamiento de los estados es un fenómeno preocupante y lo han discutido en varios seminarios internacionales, porque contribuye a aumentar la inestabilidad global. Además en la última década el tráfico de drogas, el tráfico de personas, el tráfico de armas han aumentado significativamente.

Además, aqueja “la deslegitimación del régimen político y el crecimiento de la violencia, estos están vinculados al crimen organizado y constituyen una fuente de costes adicionales para la actividad empresarial.” ( Flores & González Ruiz, 2008) Hecho de gran impacto en la economía global, que amerita un análisis. Y finalmente, el narcotráfico ha adoptado las técnicas de grupos terroristas para lograr mantenerse en el tiempo. ( Flores & González Ruiz, 2008) El riesgo es que al fusionarse estas dos, sobre pasan a los límites de un estado.

El artículo analizará ¿Cómo el crimen organizado ha debilitado y erosionado al Estado ecuatoriano en el período del período 2000 – 2006? Es de vital importancia abordar el tema, ya que en la última década, este fenómeno internacional ha incrementado significativamente y se ha convertido en una amenaza para la seguridad internacional. Pero el estudio se centrará específicamente en el Ecuador, por ser “un país de ruta de abastecimiento de las guerrillas” (explored.com, 2011) y la preocupación se realza aún más, desde que el presidente Correa eliminó el visado para extranjeros desde el año 2008.

La muestra se analizará bajo indicadores sectoriales básicos emitidos por el Banco Mundial y el Fondo Monetario. Las técnicas empleadas son: una encuesta publicada por Banco Mundial en el años 2005, datos estadísticos sobre delincuencia organizada emitida por RELASEDOR[1] y un análisis documental.

La técnica para evaluar cuán débil o fuerte es el Estado Ecuatoriano, será bajo los criterios internacionales del Banco Mundial. Ahí se analizarán estas seis dimensiones:

  1. Voz y rendición de cuentas. Medición de los derechos políticos, civiles y humanos.

  2. Inestabilidad política y violencia. Medición de la probabilidad de cambios violentos de gobierno o de amenazas violentas hacia el gobierno, incluyendo el terrorismo.

  3. Eficiencia gubernamental. Medición de la capacidad de la burocracia y la calidad en la dotación de servicios públicos.

  4. Carga regulatoria. Medición de la incidencia de políticas poco favorables para la economía de mercado.

  5. Estado de Derecho. Medición de la aplicación de la ley, de la calidad de la policía, de las cortes así como de la incidencia de hechos delictivos y violentos,

  6. Control de la Corrupción. Medición de los controles del poder

( Flores & González Ruiz, 2008)

 

 

LA DEBILIDAD INSTITUCIONAL Y LOS ORGANISMOS INTERNACIONALES EN LA LUCHA CONTRA LA CRIMINALIDAD

La revisión de la literatura muestra que el crimen transnacional organizado tiene como objetivo un crecimiento económico, más no ostenta fines políticos al momento de operar. (Solís & Rojas , 2008) Pero si “erosiona la solidez de las instituciones del Estado por medio de la corrupción de funcionarios públicos; restan legitimidad al poder público ante los ojos de los ciudadanos; lesionan la percepción de seguridad en la vida cotidiana de estos últimos, rompen cotidianamente con el Estado de Derecho, etc.” ( Flores & González Ruiz, 2008) Causando un efecto colateral y convirtiéndose en un desafío para la agenda de seguridad latinoamericana.

 

Para Freddy Rivera, experto en temas de seguridad, indica que el Ecuador “no produce coca ni estupefacientes, se los comercializa y sirve como un país de ruta para la transportación de los mismos con destino a México, E.E.U.U y Europa. Además, aqueja la debilidad institucional y la reducida aplicación de la ley.” (Rivera & Torres, 2011) A ello se adhiere el cambio y crecimiento estructural que ha tenido el estado Ecuatoriano en los últimos años, al ser nuevo modelo como tal, se lo concibe con una alta vulnerabilidad.

Susan Strange, propone una teoría “en la cual se podría escapar de la proyección basada en los actores estatales unitarios rechazando el enfoque de un Estado centralizado, y define el poder como la distribución de los recursos que, en su opinión, fueron inclinándose lentamente hacia actores no estatales de la política internacional” (Zabyelina, Transnational Organized Crime in International Relations, 2009) Strange se centra en las teorías de las relaciones internacionales como el realismo, el liberalismo y el neo liberalismo para buscar el origen de este fenómeno, “pues estas reconocen a los actores-no estatales en la contienda internacional” (Zabyelina, Transnational Organized Crime in International Relations, 2009)

Es claro, que al colocar a las Fuerzas Armadas en el combate directo con el crimen organizado podría causar un efecto mayor, es decir, por un lado “el peligroso contacto de los militares con los delincuentes, sumado la baja expectativa por la profesión militar y los bajos salarios, deja a los soldados y oficiales vulnerables a la corrupción, principal arma del crimen”. (SOCIALES, 2008) Y otro lado, el delegar a las Fuerzas Armadas al combate significaría presentarlas nuevamente como salvadoras de la seguridad pública. Lo que llevaría a la continuación de las “presiones sobre el gobierno, negociando desde salarios y jubilaciones hasta el presupuesto de la fuerza”. (SOCIALES, 2008)

La OEA por su parte ha proporcionado un marco fructífero para que surjan empresas  multilaterales que hagan frente al reto que plantean las actividades criminales. Los Estados de la región han desarrollado un marco institucional para de igual manera hacer frente a los desafíos que plantea el narcotráfico, así como la fabricación y el tráfico ilícito de armas en la región. Granda, indica que el apoyo de los Estados Unidos, para controlar el tráfico ilícito  de armas es de gran connotación. Y resalta que “cuando las iniciativas multilaterales como las que propone la OEA, empiecen a reunir una masa crítica de apoyo, las iniciativas unilaterales gravitarán hacia ellas haciendo del combate al crimen transnacional una causa común”. (Granda, 2005, págs. 149-159)

Según Ramírez Barbosa, es muy difícil sino imposible cuantificar los efectos económicos que aparejan las conductas delictivas que se engloban en el concepto de criminalidad organizada.  “Los efectos de la criminalidad organizada sobre la economía mundial no pueden ser considerados positivos, toda a su vez que afectan la estabilidad y comportamiento de los mercados mundiales, generando fluctuaciones importantes en las relaciones comerciales de los países” (Callegari, 2009). Indica que es necesario “precisar los efectos económicos del crimen organizado, una tarea pendiente por parte de los Estados y la comunidad internacional, como lo es la adopción de medidas urgentes para controlarla”. (Callegari, 2009)

Pero  ¿Qué instrumentos internacionales se suman a la lucha contra la criminalidad? Esta actividad la lidera la ONU a través de sus convenciones, recomendaciones, declaraciones y estrategias globales. Un ejemplo de ello, la Convención de Palermo de 2000. También, la actividad que despliega la Unión Europea y el Consejo de Europa, que “han adoptado medidas para fortalecer las políticas y medidas legales en los países existentes en los países miembros en materia de lucha contra el delito organizado y combatir la macrocriminalidad”. (Callegari, 2009) Las medidas que se han venido implementando tienen una doble naturaleza, de una parte obedecen a instrumentos de prevención y otras a medidas de represión.

También existe la Recomendación del Comité de Ministros de septiembre del año 2001, la cual contiene cuatro capítulos, los principios relativos a la prevención general del crimen organizado, el sistema de justicia penal, cooperación internacional y principios relativos a la recogida de datos, investigación y entrenamiento de las fuerzas de seguridad. Cabe señalar que la lucha contra el crimen organizado también se desarrolla al interior de las otras organizaciones internacionales como la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico, el Grupo de Acción Financiera Internacional y las Recomendaciones emanadas del Grupo conocido con G8.

La Convención de Naciones Unidas contra la criminalidad transnacional organizada de 2000, en los artículos dieciséis al diecinueve señalan la cooperación y asistencia judicial recíproca en materia de investigaciones, procesos y actuaciones judiciales. La doctrina comprende: la extradición, la asistencia judicial en sentido estricto y el auxilio en la ejecución de decisiones extranjeras.

Por su parte Hehir menciona otra característica de los Estados-débiles y es la  “ incapacidad administrativa , lo que se traduce a una ineficiencia administrativa” (Piazza, 2008) e imposibilidad de cumplir con los derechos básicos que por ley deberían recibir los ciudadanos, gracias a la constitución garantista (reformada en el año 2008), que tanto alarde el Estado ecuatoriano.

Otro fenómeno que se surge es la cooperación, que no solo surge entre las naciones. Según Phil Williams, la organizaciones criminales también esta alianza estratégica. Y para comprender su funcionamiento hay que estudiar los vínculos entre organizaciones criminales, como los acuerdos de conveniencia, que básicamente son en términos económicos. La cooperación a nivel de organismos no estatales agrava más el problema, se torna en un desafío. A más de ello, “indica que al ser de diferentes culturas criminales, consecuentemente operan de acuerdo con diferentes preceptos y principios, a pesar de tener intereses comunes, muchas veces tienen diferentes necesidades y prioridades” (Williams, 2005, págs. 108-127). Y al chocar las culturas pueden no proceder los operativos. Y al ser una red clandestina el registro de datos es parcial y escaso.

Por otra parte, Dimitri Vlassis da una perspectiva sobre la Convención de las Naciones Unidas, indica que la fuerza principal de la acción internacional, en especial la de naturaleza normativa, es su universalidad. Y más aún en el caso de un instrumento con la intención de abordar un tema tan complejo como el crimen transnacional organizado, donde es esencial  la participación activa de los países tanto desarrollados como en desarrollo de todas las regiones. Resalta que “si esta participación se diera, implicando a 125 países, incluidos algunos de los más pobres del mundo, es un buen agüero para el futuro de la convención”. (Vlassis, 2005, págs. 131-148)

 

ANÁLISIS Y RESULTADOS

Bajo los índices arrojados en el estudio del BM en el año 2005 el Ecuador fluctúa en un rango de 10 – 25 sobre 100 puntos. Claramente, se muestra bajos índices dentro de las seis dimensiones analizadas. A modo de referencia, se presenta un país con índices medio y alto, como Costa Rica y Chile respectivamente.

En el caso de Ecuador, con los bajos índices se identifica “debilidad, que se traducen en niveles no óptimos de gobernabilidad.” ( Flores & González Ruiz, 2008) A pesar de estos resultados nada alentadores, el BM indica que países con rangos de 10- 25 puntos “no parecen poseer el más serio problema de delincuencia organizada transnacional. “ ( Flores & González Ruiz, 2008). Explica que existen “redes ilícitas” ( Flores & González Ruiz, 2008) de menor rango, es decir, contrabando, comercialización y consumo, es más un mercado, una oportunidad para la “crimen organizado” ( Flores & González Ruiz, 2008) . Debido a los altos índices de pobreza y a la falta de oportunidades, se ubica el narcotráfico y el tráfico de armas como un ingreso representativo para las familias ecuatorianas.

El estudio aduce al Ecuador, como un país con un régimen democrático no- liberal, con un vínculo hacia las organizaciones criminales de carácter atomizado multidireccionado incremental. El resultado exponencial es preocupante, y muestra como aún se emplean tácticas clientelistas. ( Flores & González Ruiz, 2008)

 

CONCLUSIONES

Primero, el Ecuador posee un rango de 10-25 puntos sobre 100 en la medición de las seis dimensiones: voz y rendición de cuentas, inestabilidad política y violencia, eficiencia gubernamental, carga regulatoria, estado de derecho, y control de la corrupción. A pesar de ser un estado débil, y tener el escenario idóneo para que surja el Crimen Transnacional Organizado como tal, sin embargo, el Ecuador muestra un grado de vinculación.  Bajo los índices “no parece poseer el más serio problema de delincuencia organizada transnacional. “ ( Flores & González Ruiz, 2008). También se cumple la hipótesis de Freddy Rivera, al decir que el Ecuador “sirve solo como un país de ruta para la transportación de tráfico de armas y estupefacientes” (Rivera & Torres, 2011)

 

Además, tanto en el estudio de Piazza y en la presente medición,  está latente la debilidad institucional, y para corregirlo probablemente sería necesario elevar los sueldos de los funcionarios y dictar una nueva ley anticorrupción implacable (extensión en tiempo de la presión, fiscalización y multas económicas) para así evitar la vinculación de funcionarios públicos, de las fuerzas armas y policiales con el crimen transnacional organizado.

El Ecuador posee ciertas características que si lo ubican como Lambach y Menkhaus, llamarían un ” cuasi-estado ” (Piazza, 2008), pero como indica Rotberg el “riesgo al fracaso está latente la amenaza persiste pero aún no están dentro del conflicto como tal.” (Piazza, 2008)

En este estudio también se objeta a Helman y Ratner a decir que “solo existe un número pequeño de estados fallidos” (Piazza, 2008), ya que bajo los índices del Banco Mundial se ha realizado una análisis extenso en América Latina y el Caribe que posicionan justamente a más de la mitad con índices menores a 50/100 sin tomar en cuenta a Europa o África.

Y con este estudio nace otra la interrogante, Zartman “supone al estado fallido como una enfermedad degenerativa a largo plazo”  (Piazza, 2008) y si es así ¿Qué factores influyen en esta carrera de degeneración estatal?

 


 

BIBLIOGRAFÍA

 


 

 

Autora: Paola Rodríguez

Egresada de Ciencias Políticas y Relaciones Internacionales de la Universidad de las Américas Quito, Ecuador. Realizó su pasantía en el Observatorio Legislativo. Alumni de la Asociación internacional de estudiantes de Ciencias Económicas y Comerciales de la Universidad San Francisco de Quito. Participó en diversos modelos de Naciones Unidas y Modelo Conferencia Ecuador a nivel inter-universitario.

Ha realizado voluntariado en causas benéficas como el cáncer infantil, la deforestación y la protección animal. En el año 2013, ejecutó el proyecto “Impacta Hoy” que busca proveer a los niños   herramientas teóricas y prácticas que les permitan ser unos agentes de cambio para la sociedad en Ecuador. Ha desarrollado alianzas estratégicas de cooperación con las principales empresas nacionales e internacionales, ONGs y universidades del Ecuador. Presidenta del Comité Organizador del Seminario de Motivación y Formación para los nuevos miembros de la organización de AIESEC USFQ 2014.

 

paolarodriguezc85@gmail.com

 

DESCARGA EL TEXTO

DESCARGA DE TEXTOTCO Artículo

 


LOS ARTÍCULOS SON RESPONSABILIDAD EXCLUSIVAMENTE DE LOS COLABORADORES DE VOX POLITIKON. NO IMPLICA QUE DICHOS ARTÍCULOS SON PARTE DE LA EDITORIAL DE VOX POLITIKON. VOX POLITIKON ES UNA HERRAMIENTA LIBRE QUE NO INTERFIERE EN LOS ARTÍCULOS DE LOS COLABORADORES. EN NINGÚN CASO ESTE SITIO, SI NO LO ESPECIFICA PRIMERAMENTE, TOMA POSICIÓN DE LAS OPINIONES AQUÍ EXPUESTAS. 


 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s